La sensibilización central se puede definir como la “hiperemocionabilidad” de las neuronas del SNC en respuesta a los noci-estímulos periféricos, de manera que hay una respuesta exagerada a un estímulo doloroso normal (hiperalgesia), duración superior de la respuesta a un estímulo corto(dolor persistente), y una respuesta de dolor después de un estímulo normalmente no-nociceptivo(no doloroso), como lo es tocar o frotar la piel de una PCF, síntoma mejor conocido como alodinia.

Todas las condiciones médicas que la imagen muestra, son parte de este síndrome y tienen en común una serie de síntomas generales y crónicos: dolor, cansancio, alteraciones en el sueño, trastornos digestivos, urinarios… también que eran más frecuente en mujeres que en hombres y que no se encuentra causa aparente que los justificara.

Fue en 1994 cuando el Doctor Muhamad Yunus englobó al SSC.

Para leer el texto original da click aquí:

Se define como un síndrome caracterizado por dolor difuso no articular que afecta a los músculos y que se acompaña de fatiga persistente, sueño no reparador, rigidez generalizada y dificultades para concentrarse o en la memoria además de otros síntomas corporales.
La cefalea tensional (Tension-type headache, TTH) es la forma más común de cefalea. De acuerdo con la Clasificación internacional de cefaleas puede dividirse en tres subtipos dependiendo de la frecuencia de la cefalea: (1) Cefalea tensional episódica infrecuente (180 días/año)
Se define como una afectación crónica de dolor o molestia abdominal asociado a alteraciones en el hábito intestinal, durante al menos 3 días por mes en los últimos 3 meses, sin causa orgánica que lo justifique. Se desconoce su etiología y se cree que es de causa multifactorial en la que pueden coexistir distintos factores. Se identifican distintos subtipos, ya sea predominantemente diarrea (SII-D), constipación (SII-C) o mixto (SII-M), afecta seriamente la calidad de vida de quien lo padece. Se estima una prevalencia en población general que va de 10 a 20%.
Los signos y síntomas que se presentan en este trastorno son numerosos, incluyen ruidos en la articulación como chasquidos o crepitación(tronidos), dolor de los músculos masticadores y suprahioideos a la palpación o durante la masticación, limitación de los movimientos mandibulares, alteraciones de apertura y cierre oral, contracción involuntaria de los músculos masticadores, cefalea, dolor periodontal, dolor facial difuso, otalgia y tinnitus, así como cambios degenerativos como los observados en la artrosis y artritis reumatoide4
El síndrome de fatiga crónica (SFC) es un trastorno devastador y complejo. Las personas con SFC tienen un cansancio abrumador y una gran cantidad de otros síntomas que no mejoran con el descanso en la cama y que pueden empeorar con la actividad física o el esfuerzo mental. A menudo realizan actividades a un nivel sustancialmente menor de lo que eran capaces antes de la aparición del trastorno.

Para más información:
http://www.cdc.gov/cfs/pdf/cfs-toolkit-es.pdf

Se caracteriza por el movimiento de las piernas durante el sueño con una periodicidad determinada. La duración oscila entre los 0,5 y los 5 segundos, y se puede producir un movimiento cada 20 o 40 segundos. Aparece al principio de la noche y en el último tercio del sueño. Existen interrupciones muy frecuentes del sueño, lo que provoca somnolencia y cansancio al día siguiente.
Muchas veces es el compañero de habitación quien lo descubre, mientras el paciente no ha notado nada, pero en la evolución seguramente aparecerá excesiva somnolencia durante el día, y de acuerdo a la gravedad sumará otros síntomas.
Es un desorden sensitivo motor primario caracterizado por una fuerte e irresistible urgencia de mover las piernas (“brincan” de manera involuntaria) y pueden ocurrir repetidamente produciendo movimientos periódicos de las piernas en vigilia. Pueden involucrar una o ambas piernas. En avanzados niveles de severidad, la urgencia puede incluir los brazos y otras partes del cuerpo como el tronco y cabeza.
Es dolor muscular originado por puntos gatillo miofasciales, que son nódulos dolorosos, sensibles e hiperirritables que se localizan sobre bandas musculares tensas, palpables en el músculo o en sus fascias, que pueden desencadenar una respuesta local contráctil ante la estimulación mecánica, apreciada como una contracción. Si el punto gatillo miofascial es lo suficiente hiperirritable puede originar dolor, alteraciones en la sensibilidad y cambios autonómicos en sitios remotos a su ubicación
Conjunto de síntomas vinculados con una amplia variedad de agentes y componentes químicos que se encuentran en el medio ambiente, que genera reacciones anormales con una exposición a niveles comúnmente tolerados por la mayoría de las personas.

  • Los criterios para diagnosticar esta condición, son:
  • Los síntomas son reproducibles con la exposición química repetida.
  • La condición es crónica.
  • Niveles bajos de exposición ocasionan manifestaciones del síndrome (dichos niveles son más bajos que los usuales o previamente tolerados).
  • Los síntomas mejoran o se resuelven cuando los incitantes son eliminados.
  • Las respuestas se presentan a múltiples sustancias sin relación química.
  • Los síntomas implican múltiples sistemas orgánicos.
Es un tipo de dolor de cabeza que puede ocurrir con síntomas como náuseas, vómitos o sensibilidad a la luz y al sonido. En muchas personas, se siente un dolor pulsátil únicamente en un lado de la cabeza.
Es una menstruación dolorosa. Se considera una complicación de la función menstrual, caracterizada por períodos dolorosos que aparecen con la menstruación.

Los síntomas pueden ser diversos: calambre en las piernas, dolor pélvico o abdominal intenso, dolor en la parte baja de las espalda (a la altura de los riñones), dolor de cabeza, náuseas, mareos, vómitos, exceso en sudar, desmayos, fatiga, así como ansiedad, irritabilidad o depresión, es decir, que afecta tanto el estado físico como anímico. En algunos casos, además de los síntomas, se expulsan durante la regla coágulos de sangre o moldes endometriales. Suele distinguirse entre dismenorrea primaria, presente en mujeres jóvenes, y dismenorrea secundaria, que aparece en mujeres mayores.

Es un problema crónico de la vejiga que puede causar dolor, una vejiga inflamada e irritada. Esto puede conducir a:

  • Cicatrización y rigidez de la vejiga
  • Menor capacidad de la vejiga
  • Sangrado en la vejiga

Generalmente aparece entre las edades de 30 y 40 años. Las mujeres tienen diez veces más probabilidad de tenerIa que los hombres. Algunas personas sienten sólo una incomodidad leve y otras tienen un dolor severo.

Trastorno que surge como respuesta tardía o diferida a un acontecimiento estresante o a un situación (breve o duradera) de naturaleza excepcionalmente amenazante o catastrófica, que causarían por sí mismos malestar generalizado en casi todo el mundo (catástrofes naturales o producidas por el hombre, combates, accidentes graves, el ser testigo de la muerte violenta de alguien, ser víctima de tortura, terrorismo, de una violación o cualquier otro crimen).