La ozonoterapia es la aplicación del ozono con fines médicos, para tratamiento de las enfermedades. Este ozono es obtenido a partir de oxígeno puro exclusivamente, ya que el ozono producido a partir del aire da lugar a óxidos de nitrógeno de elevada toxicidad. Se utiliza en un amplio espectro de trastornos de la salud, como: angiología, dermatología, alergología, proctología, gastroenterología, gerontología, reumatología, cirugía, urología, entre otros.

• Rectal y Vaginal

Directamente o mediante na jeringa, se extrae el ozono medicinal del generador y utilizando una cánula se aplica al paciente; ya sea rectal o vaginalmente. Para la aplicación vaginal, también existen aditamentos especiales que facilitan el depósito del gas en la zona. A la Ozonoterapia Rectal se le conoce también como insuflación rectal.

• Autohemoterapia mayor

Consiste en la ozonización de un volumen determinado de sangre del paciente fuera del cuerpo, e inmediatamente después su reinfusión intravenosa. La “activación” externa de esta sangre promovida por el ozono tiene la capacidad de inducir actividades intracelulares benéficas al organismo.

• Autohemoterapia menor

A diferencia de la anterior, aquí se extrae un volumen de sangre mínimo (3-5 ml) que es ozonizado y posteriormente aplicado intramuscularmente. Este método se utiliza principalmente para tratamientos alérgicos, dermatológicos entre otros.

• Externa (Embolsado o tópica)

Consiste en la aplicación directa del ozono sobre el área afectada o a tratar. Tiene varias modalidades, dependiendo del caso y, para ello, se utiliza ozono en tres vertientes: gas, agua ozonizada y aceite ozonizado. En el caso de la aplicación directa del gas, se pueden utilizar bolsas selladas para evitar la inhalación del ozono, o equipos completos de sauna en donde todo el cuerpo se expone al gas y se obtienen resultados sorprendentes. En casos tales como heridas profundas y quemaduras, como primer paso se lava la herida con agua ozonizada y se elimina el debris, posteriormente se suministra el gas y finalmente se aplica el aceite ozonizado.

• Ótico

Consiste en insuflar la Mezcla Oxigeno-Ozono a concentraciones y velocidades de flujo bajos por 1 a 3 minutos. Este procedimiento está indicado en procedimientos de cabeza y cuello y afecciones otorrinolaringológicas.

• Intraarticular

La terapia con aplicación de inyecciones de Ozono Intra-articular se utiliza para resolver de forma eficaz la inflamación y el dolor en artrosis de rodilla, cadera, tobillos, codo, hombro. Sus indicaciones abarcan la enfermedad articular degenerativa, artrosis de cadera, osteocondritis, artritis reumatoide y otras afecciones articulares. Tiene una potente acción antiinflamatoria y moduladora de la respuesta inmunológica a través de la inhibición de la síntesis de interleucinas y otras citoquinas pro inflamatorias, produciendo una mejoría de la circulación y del metabolismo local de los tejidos inflamados. Cuando la afección tiene un componente de inflamación extra articular asociado, podemos añadir la aplicación periarticular del gas, con lo cual se obtienen mejores resultados.

Indicaciones: artrosis, osteocondritis, artritis reumatoide y otras afecciones.

• Paravertebral

Este procedimiento consiste en infiltrar con Oxigeno-Ozono los planos musculares paravertebrales. La cantidad de gas varía entre 2 y 10cc a una concentración nunca mayor de 20mcg/ml en la región espinal involucrada. Por lo general se realiza una aplicación semanal hasta completar de 8 a 10 sesiones de tratamiento. Algunos casos requieren mayor número de sesiones.

Indicaciones: hernias de disco, síndrome radicular, síndrome facetario lumbalgia crónica con o sin ciática, enfermedad discal degenerativa.