A medida que los niveles de energía disminuyen debido al estrés, muchas personas buscan una solución rápida para combatir el cansancio. La fatiga continua debilita el sistema inmunitario, lo cual puede contribuir a la aparición de la depresión y más enfermedades. Los hábitos alimentarios también afectan directamente nuestros niveles de energía.

Aquí hay algunos consejos sobre formas saludables para aumentar tu energía:

Agua

El cuerpo necesita agua; 8 vasos al día o 2 litros de agua.

Estar hidratado es una forma fácil y barata de aumentar los niveles de energía. No se necesita agua vitaminada o bebidas rehidratantes puesto que solo añaden calorías extra innecesarias. Mantener una fuente de agua fresca todo el tiempo permitirá mantener la hidratación. Es posible añadir limones, limas o naranjas para dar variedad en el sabor.

Desayuno

Esta es la comida que sienta las bases para todo el día. Algunos estudios muestran que el desayuno ayuda a mantenerse alerta, iniciar el trabajo del metabolismo, dotar al organismo de energía para que se pueda llegar hasta el almuerzo sin ingerir más alimentos.

Las mejores opciones incluyen cereales integrales, panes, fruta y proteínas magras en lugar de donas, pasteles y panes blancos. Hay una gran variedad de menús que se pueden intentar.

Proteínas

No consumir suficiente proteína durante el día puede ser una de las principales razones para sentir fatiga. Las dietas basadas en proteínas proporcionan la energía al cuerpo para reparar y construir tejidos. La proteína tarda más tiempo que los carbohidratos en descomponerse en el cuerpo, proporcionando una fuente de energía de larga duración. Se puede encontrar proteína en las semillas como pistaches, nueces y almendras o en los productos de origen animal.

Carbohidratos

Los carbohidratos son la fuente preferida de energía del cuerpo. De preferencia se sugiere que se consuman granos como cereal, arroz integral y pan integral y evitar los dulces y en general, el azúcar refinada, la cual causa que la energía disminuya. Muchos carbohidratos procesados contienen poco o nada de fibra.

Aperitivo

Cuando pasan periodos largos entre una comida y otra, el azúcar en la sangre disminuye y aparece el letargo, por lo que resulta muy importante mantenerlo a través del consumo de aperitivos saludables. Escoger los aperitivos correctos previene altas y bajas en los niveles de energía.

Se recomienda combinar carbohidratos complejos con una proteína y/o grasa para una energía duradera. La proteína y grasa retardan la descomposición de azúcar en la sangre, previniendo la fatiga. Los aperitivos también pueden evitar que se ingiera comida en exceso a lo largo del día. Algunos ejemplos de opciones inteligentes de aperitivos son yogurt bajo en grasa con fruta, frutos secos y vegetales.

Ácidos grasos y omega 3

Varios estudios han mostrado que los ácidos grasos Omega 3 reducen la inflamación, mejoran el estado de ánimo y la memoria. Algunas fuentes excelentes incluyen salmón, atún, nueces, semillas de linaza, verduras con hoja verde y semillas de cáñamo.

Magnesio

Las almendras, nueces y nueces de Brasil son ricas en magnesio, un mineral importante para convertir los carbohidratos en energía y que en personas con fibromialgia, se encuentra disminuido. Otras fuentes buenas de magnesio incluyen granos integrales y vegetales de color verde oscuro.

desayuno-saludable-870x435