El BMC Gastroenterology determinó, en una investigación hace algunos años, que una dieta libre de gluten (una proteína presente en el trigo, el centeno, la cebada y otros tipos de granos) puede mejorar la calidad de vida de los pacientes que padecen fibromialgia.

Si bien se reconoce que el síndrome de fibromialgia tiene causas que siguen siendo un enigma para los profesionales de salud, estos resultados prometen mucho, pues demostraron que el gluten contribuye a la sensibilidad del sistema nervioso central.

Lo más interesante de este trabajo fue saber que mucho de los pacientes ni siquiera son conscientes de su intolerancia al gluten y de que este influye en gran medida en las complicaciones de su condición.

La relación entre la fibromialgia y gluten es la siguiente: la inflamación de las células del cuerpo afectan las articulaciones, los músculos y los tejidos.

Bread group